Kimi to, Nami ni Noretara. ¿Realmente merece la pena?

Kimi to, Nami ni Noretara es una película que va mostrando la exquisita personalidad de los personajes, en el caso Hinako es una chica que vive la vida de forma desenfadada y aventurera hasta que poco a poco se va enamorando de Minato.

Sinopsis

Sin duda una historia muy diferente a lo que Yosua nos tiene acostumbrados, nada de complicadas metáforas, esta es una película sencilla y romántica, que no trata de sorprender a nadie sino con una simple trama que va mostrando el lado más humano de los personajes.

La historia comienza con Hinako y su aficción al surf y el deseo de alejarse un poco de la angustiante dinámica familiar, en ese curso de la historia de forma casual conoce a un joven aprendiz de la academia de bomberos llamado Minato Hinageshi.

Recomendado: Tenki no Ko, ¿Merece la pena?

Himako que no deja de domar las olas va convirtiéndose poco a poco en la admiración de Minato, quien va tejiendo con ella una historia de amor, a través de una misma pasión por la tabla que los dos comparten y los acerca.

Esta historia de amor que apenas comienza los va transformando poco a poco, sin embargo, pronto no habrá tiempo para dos, uno de ellos habrá de partir, y él que quede vivo tendrá que saber vivir solo y poder construir una nueva vida sin su amor.

Opinión Personal

Como ya sabemos el amor lo cambia todo, Minato hace despertar la ternura y el candor que Hinako llevaba dentro sí y pasan momentos muy diferentes a los que han vivido, de verdad el amor es un bálsamo que cura muchas heridas, un manantial que quita la sed.

Así viven su amor, de forma profunda pero de forma muy rápida, porque pronto Minato muere. Al suceder esto, Hinako se hunde en una profunda tristeza que la hace cuestionarse muchas cosas para intentar vivir sin el amor de su vida.

Relacionado: El castillo en el cielo reseña completa

Como es normal, ante la pérdida de alguien querido, hay bastante tristeza, esto hace que Hinako haga una tercera transformación en su carácter, ya tampoco es la joven inflamada de amor, esta versión, es una versión más madura, mucho más estoica y llena de realidad.

Este proceso de duelo la hace redescubrir su pasado y cuestionar la forma en que estaba viviendo el presente, la muerte no es sólo abismo para ella, sino la plataforma en que se reconoce y empieza un proceso de transformación de su carácter.

¿En qué se centra la película Kimi to, Nami ni Noretara ?

Aunque al principio se parece a una historia de amor más, poco a poco la historia va tomando otros matices, y va incorporando otra narrativa cuando fallece Minato Hinageshi, el amor de Hinako.

Entonces deja de ser una historia de dos chicos que tienen en común su amor al surf para tomar una atmosfera profunda provocada por el luto que tiene que vivir la protagonista.

No sólo eso nada más, Hinako se siente culpable por la muerte de Minato, tanto es así, que el espíritu varias veces se le aparece para hacerle compañía, aunque la superación del luto de Hinako pasará también porque Minato acepte su propia muerte y descanse en paz.

Aquí podemos ver como la película toma un matiz más oscuro que rompe con cualquier historia convencional de amor, es que no es fácil contar con unos veintitantos años y sentir que la vida ha terminado.

Relacionado: Kimi No Nawa reseña completa

Este será el reto de Hinako, demostrar que la vida sigue, incluso en la desgracia, que a pesar de la perdida, aún quedan esperanzas, aunque para ella ya no basta con esto, su vida necesita nuevas respuestas y para eso hacen falta hacerse unas cuantas preguntas, esta no es una película de autorrealización sino una película de justa transformación.

Deja un comentario